domingo, 2 de octubre de 2016

El maíz esquiva la sequía y se asegura hasta febrero

La sequía más dura en los últimos años se ensaña también contra la producción de maíz en Bolivia. La Asociación de Productores de Oleaginosa y Trigo (Anapo) asegura el abastecimiento para el consumo interno hasta febrero de 2017, pero el sector productor ve necesario importar al menos 136 mil toneladas de este grano.

Según el presidente de Anapo, Reynaldo Díaz, considerando que el  consumo interno del complejo productivo que contempla a ganaderos, avícultores y porcinocultores, es de 65 mil toneladas al mes y que restan seis meses para la próxima campaña, se asegura el abastecimiento y hasta podría haber un excedente de 116 toneladas.

En agosto pasado, añade Díaz, se pusieron en el mercado 225.500 toneladas de sorgo y 250.000 de maíz y, en septiembre, 100 mil y 136 mil respectivamente. Se prevé que, en octubre próximo, se pongan al mercado 100 mil del primero y 40 mil del segundo. Durante noviembre y diciembre, no se dispondrán de esos insumos en el mercado.

Por su parte, el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Julio Roda, explica que el sector productor ya resolvió el problema de desabastecimiento de maíz en el mercado. "Ya no hay problema de maíz ni para Cochabamba ni para otros departamentos. Además, también está entrando maíz de Argentina", explica.

Sin embargo, el presidente de la Asociación Nacional de Avicultores (ANA), Ricardo Alandia, informa que, hasta diciembre de este año, su sector importará 32 mil toneladas de maíz y espera que el Gobierno, a través de Insumos Bolivia, haga lo mismo con otras 100 toneladas para abastecer el consumo interno hasta la próxima campaña agrícola, que se inicia en febrero de 2017.

Como medida paliativa ante la afectación por la sequía, Anapo dispuso una siembra de verano temprana. En enero, los productores de oriente tienen previsto sembrar otras 50 mil hectáreas en su campaña "verano temprano", de las que se espera un rendimiento de 4 toneladas de maíz. De ese modo, esperan colocar en el mercado 200 mil toneladas (60 en enero y 140 en febrero).

“Está asegurado el mercado interno. Por eso, nosotros no compartimos por ahora la propuesta de que se esté importando maíz de Argentina. Creemos que se debe incentivar la producción nacional”, dijo.

Alandia explica que la importación genera pérdidas económicas para los avicultores. El costo del quintal de maíz importado puesto en el camión del productor está a 84 bolivianos. Por ello, el costo de producción del sector avicultor es de 10 bolivianos el kilo, mientras que el kilo vivo de pollo está a  nueve.

El pasado 2 de agosto, el Gobierno dio luz verde a la importación en atención a la solicitud efectuada por la CAO. Además, autorizó la internación de trigo, sorgo y harina de trigo, que hasta fin de año tendrán cero por ciento de gravamen arancelario. En ese entonces, Roda sostuvo que el maíz que se importe sea transgénico porque países vecinos, como Brasil y Argentina, sólo ofertan eso en el mercado.

Por su parte, la especialista en Biotecnología del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Cecilia González, explica que el 80 por ciento de la producción de granos de esos países vecinos, incluido el maíz, es resistente al ataque de insectos (BT).

La sequía, que mermó el 70 por ciento de alrededor de 100 mil hectáreas de maíz cultivadas en el oriente, generó que el precio del quintal suba de 48,50 bolivianos a 105 en julio pasado.

Los productores lecheros y los porcinocultores coincidieron, por separado, en que la afectación por la falta de maíz se tradujo en un incremento en el costo de producción y en el cierre de varios negocios.

Según el IBCE, la importación de maíz subió en 77,3 por  ciento en los últimos 10 años.

En 2015, se importó un valor de 13.289.840 dólares frente a los 3.008.346 importados en 2006. Sin embargo, el pico más elevado de la importación de este grano se registró en 2012 con 14.638.093 dólares.
 
SEMILLA
Proceso de certificación

La superficie inscrita, inspeccionada y certificada de campos semilleros de maíz con semilla de alta calidad durante la gestión 2015 superó las 128 toneladas, las cuales fueron sembradas en la presente gestión, según el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf).

La certificación genera mayor rentabilidad porque asegura la calidad del maíz. Sin embargo, la producción no sólo depende de la semilla certificada, sino de factores de manejo de suelo y el clima.

"Por otra parte, la utilización de semillas produce mayores rendimientos y mejor calidad de los productos", según el Iniaf.

En Cochabamba, las variedades más utilizadas y demandadas por los productores son alrededor de 12.
 
TORALAPA

En el Centro de Innovación de Toralapa (CIT), se conservan 1.577 accesiones de maíz, materia prima para el mejoramiento genético recolectado en todo el país.
Bolivia se considera un país megadiverso porque el CIT conserva más de 18.434 accesiones cereales y leguminosas, tubérculos y raíces, especies hortícolas y forestales, todas ellas registradas en el banco de germoplasma ubicado en el municipio de Tiraque.

•Bolivia es uno de los países que alberga la mayor cantidad de variedades de maíz. 
 
ESTE AÑO, EL INIAF LIBERÓ TRES VARIEDADES
Investigaciones apuntan a mejorar el cultivos de maíz

En el marco de la sequía que azota al país y la necesidad de contar con granos más resistentes al cambio climático, el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria (Iniaf) liberó tres variedades de maíz y continúa investigando otros tipos del grano.

En el Día Nacional del Maíz (el pasado 2 de septiembre), Iniaf presentó tres nuevas variedades de grano híbrido con las que prevé incrementar el rendimiento de 1,5 habitual a ocho toneladas por hectárea.

Según información oficial proporcionada por el Programa Nacional de Maíz, se inscribieron para su próximo lanzamiento tres nuevos híbridos recomendados para el chaco y trópico, además de cuatro variedades para el chaco y los valles.
Actualmente, el trabajo de investigación en este rubro, mejoró el rendimiento de cultivo en los valles, donde se logra alcanzar entre cinco y seis toneladas por hectárea. En 2006, la producción era de 1,5 a 2,5.

Según el Iniaf, la superficie cultivada de maíz en Bolivia llega, actualmente, a las 395.319 hectáreas, que alcanzan una producción de 172.936 toneladas; mientras que la demanda es de 800.000 toneladas.
Sin embargo, ese panorama se vio perjudicado por la peor sequía que azotó al país en los últimos 20 años.   

El Programa Nacional de Maíz Cochabamba desarrolla sus actividades de investigación en mejoramiento genético en el valle alto, Mizque, Aiquile, Pasorapa y el trópico cochabambino.

En Cliza, se realiza el mejoramiento genético de la variedad Waltaco Decliza para encontrar tolerancia al Ch'aki Onqoy, una plaga que disminuye los rendimientos.

En este sentido, actualmente y gracias al trabajo de mejoramiento genético, se ha logrado elevar los rendimientos a 3,5 toneladas por hectárea en grano, y la intolerancia al Ch'aki Onqhoy se ha reducido de 38 por ciento a 13 por ciento, lo que significa disminuir las pérdidas por la enfermedad e incrementar los ingresos económicos en 20 por ciento, aproximadamente de 16.500 bolivianos por hectárea a 19.800.

En la zona de los valles mesotérmicos, se investiga en variedades de rápida producción como la Perlita Precoz (90 días de la siembra a la cosecha) y variedades nativas como los morochitos y los kullis, adaptados a las condiciones climáticas de la región.
 
ENTREVISTA
Cecilia González. Especialista en Biotecnología del Ibce

El maíz transgénico trae beneficios

La hipótesis que se atribuye a la CAO sobre que el maíz que será importado sea transgénico tiene base en que los mayores productores del grano, como Argentina y Brasil, sostienen la producción de este grano en la tecnología del maíz con resistencia al ataque de insectos (BT), que sobrepasa el 80 por ciento  de su producción. De igual forma, el grano que ingresará en buena parte será para alimento de animales.

El maíz transgénico que produce Argentina tiene la característica de resistir el ataque de insectos, por lo que el agricultor emplea menor cantidad de insecticidas en su cosecha (si es que los emplea), con lo que se tienen dos beneficios para la salud: primero, el agricultor ya no se expone de manera tan frecuente al uso de insecticidas, y en segundo, podemos consumir un alimento sin insecticidas (o con muy poco), que además favorece a que éste no sea atacado por hongos y, por lo mismo, no produzca micotoxinas.  

Los eventos que utiliza Argentina cuentan con su respectivo análisis de riesgo y cumplen con la normativa de bioseguridad vigente en ese país.

Esto quiere decir que los cultivos que ellos emplean cuentan con el respaldo científico de que no afectan la salud humana, animal o causen daños al medio ambiente. Económicamente, los productores de maíz se pueden beneficiar al tener que emplear menor cantidad de insecticidas, lo que representa un ahorro adicional en combustible y agua.

Respecto al temor que muchas personas manifiestan, estudios realizados en México, centro de origen del maíz, encontraron que aún si existiera flujo genético a razas silvestres, esta nueva característica no permanece más que por una o dos generaciones, para luego ser eliminada por la planta.

El verdadero riesgo que tenemos en el país es el de no contar con verdaderos estudios biológicos sobre la diversidad real de maíz, respaldo en bancos de germoplasma.

Fuente:  http://www.lostiempos.com/actualidad/economia/20160921/maiz-esquiva-sequia-se-asegura-febrero

Soyeros insisten en crear un fondo de reactivación


La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) urgió ayer al Gobierno nacional la implementación de un fondo de reactivación económica para cubrir deudas con los proveedores de insumos y maquinarías.

“El planteamiento de Anapo es la creación de un fondo de reactivación económica que permita a los productores acceder a recursos económicos con una vigencia de al menos ocho años, con tasas de interés del crédito productivo, con lo que se pueda cumplir las deudas adquiridas y continuar produciendo en la campaña de verano que se inicia en noviembre”, dijo el representante del sector, Reinaldo Díaz.

Según Anapo, ese fondo también servirá para que el sector pueda contar con financiamiento para la siembra de esta campaña de verano 2016-2017, en la que se prevé sembrar al menos un millón de hectáreas de soya.

Díaz explicó que el endeudamiento estimado con los proveedores de insumos y maquinarias asciende a 474 millones de dólares, de los cuales 325 millones de dólares es con los proveedores de insumos.
“APIA (Asociación de Proveedores de Insumos Agropecuarios) ha enviado información respaldada de la deuda por un valor total de 156 millones de dólares, que corresponden solamente al 65 por ciento de sus empresas afiliadas”, detalló.

Díaz, además, recordó que la producción de soya es el principal cultivo en la que trabajan más de 14 mil productores, los que además garantizan la producción de otros alimentos estratégicos como el maíz.

El dirigente solicitó al ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Cesar Cocarico, una reunión para conocer la propuesta de solución del Gobierno y garantizar la seguridad alimentaria del país.“Hemos brindado suficiente información que respalda el endeudamiento”, dijo.

Fuente: http://www.lostiempos.com/actualidad/economia/20161002/soyeros-insisten-crear-fondo-reactivacion

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Sector privado destaca el PGE y la inversión

El Gobierno presupuestó $us 6.179 millones de inversión pública para 2015, monto que significa un incremento del 37% con relación al 2014 que alcanzó 4.519 millones. La noticia es destacada por el sector empresarial que ve con buenos ojos la participación en los proyectos y además más crecimiento.

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Daniel Sánchez, destacó el PGE 2015 e indicó que ahora se debe trabajar de manera conjunta entre privados y Estado para lograr un crecimiento sostenido entre un 5, un 5,5 o un 6%, en los próximos años.
De igual manera, sugirió a la Aduana y al Servicio de Impuestos Nacionales ir a buscar a los informales para ampliar la base de contribuyentes.

En criterio del vicepresidente de la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco), Cristian Eduardo, el 70% del PGE se invertirá en obras públicas, productivas y sociales.

No obstante, sugirió ajustes o cambio de las normas de contratación para obras públicas, con el objetivo de que ese sector pueda generar mayores ingresos económicos a la economía del país.

Entre los proyectos más grandes del Estado figuran la construcción de la planta de urea y amoniaco en Carrasco, varios proyectos viales, etc.

Gobernación ve líosEl secretario de Hacienda de la Gobernación de Santa Cruz, José Luis Parada, reiteró que el 2015 habrá una disminución de recursos para las gobernaciones, municipios y universidades como efecto de la caída del precio del petróleo, lo que incidirá directamente en la ejecución de obras.
Por su lado, el vicerrector de la Uagrm, Oswaldo Ulloa, teme un impacto en el desarrollo de sus proyectos, por lo que anunció que replanteará su presupuesto el 2015
Fuente :  http://www.eldeber.com.bo/economia/sector-privado-destaca-pge-y.html

martes, 1 de abril de 2014

Oruro lidera la producción de quinua gracias a 4 factores

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe / La Paz
00:00 / 30 de marzo de 2014
Oruro concentra la mitad de la producción boliviana de quinua debido a la asimilación de experiencias de otras regiones, mayor uso de tecnología, más tierras habilitadas y los altos precios interno y externo. En 2013, la producción del grano en ese departamento subió en 67,42%.
El año pasado, Oruro fue la región que lideró la producción del grano con 31.245 toneladas métricas (TM), lo que significa el 51,06% de las 61.182 TM obtenidas en todo el país, según datos del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras. En segundo lugar está Potosí con 23.566 TM (38,51%), luego La Paz con 6.154 TM (10,05%) y las restantes 217 TM provienen de Cochabamba, Chuquisaca y Tarija.
El viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Víctor Hugo Vásquez, informó a La Razón que una de las causas es la incorporación de nuevas tecnologías para la siembra, cosecha y poscosecha.
Señaló además que la fertilización del suelo en la zona mejoró el rendimiento del cultivo. Precisó que en la región el rendimiento es de 1,2 TM por hectárea (TM/ha), cuando el indicador promedio es de 0,7 TM/ha.
A ello se suma el hecho de que los productores del municipio orureño de Salinas de Garci Mendoza (considerado la capital de la quinua real) expandieron el cultivo a tierras del norte del departamento, donde no se sembraba el cereal, a través del mecanismo de “producción al partido”.
Vásquez explicó que ello consiste en la cesión temporal de una parcela por parte del propietario a un productor experimentado, para que la cultive, repartiéndose al final la cosecha entre ambos. “Una ventaja esencial de ese mecanismo es la experiencia que tienen los productores de Salinas de Garci Mendoza en el cultivo de la quinua con relación a otros que poseen la tierra. Esta ha sido una buena medida para subir la superficie sembrada y los volúmenes en otras áreas donde no se sembraba quinua”, dijo.
Apuntó que con este trabajo se hallaron “tierras vírgenes y extensas” que tenían mejor rendimiento por ha.
Expansión. En Bolivia, la superficie cultivada de quinua casi se ha triplicado en el periodo 2006-2013, pasando de 46.316 a 131.192 ha. Se proyecta que este año llegue a 169.094 ha.
El gerente de Comercialización de la Asociación de Productores de Quinua de Salinas de Oruro, Jhon García, informó que los altos precios del grano han permitido ampliar los cultivos en los municipios orureños y extenderlos hacia otras regiones. 
Vásquez reiteró que el alza sostenida del precio interno pero principalmente el externo estimuló a los agricultores a producir más quinua.
A decir de la gerente general de la Cámara Boliviana de Exportadores de Quinua y Productores Orgánicos (Cabolqui), Paola Mejía, los altos precios internacionales registrados en 2013 y 2014 generaron mucho interés en los agricultores para que varias zonas de producción del grano se habiliten. “En la segunda versión de la Ruta de la Quinua vimos que en la zona del intersalar, que comparten los departamentos de Oruro y Potosí, hay una gran producción del cereal”.
En esa línea, Mejía estimó que en 2014 habrá una buena producción en Oruro, Potosí y La Paz.
El representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Crispim Moreira, consideró a su vez que la demanda del mercado externo y las iniciativas del Gobierno boliviano para fomentar el consumo interno han conllevado a la ampliación de áreas cultivadas y, por ende, al alza de la producción total de quinua. Acotó que la mayor parte de la producción está en manos de pequeños agricultores familiares, lo que además de mejorar su nutrición sube sus ingresos.
Las familias incidieron
Vásquez agregó que en Oruro la unión de familias productoras de quinua con otras contribuyó también al incremento de la producción del cereal andino.
Quinua dulce abastecería el mercado nacional
El empresariado privado y los productores consideran que la quinua dulce producida en La Paz puede abastecer el consumo interno del cereal, alternativa que no se pudo implementar en 2012, debido a que la alta demanda desvió el grano a la exportación.
La gerente general de la Cámara Boliviana de Exportadores de Quinua y Productores Orgánicos (Cabolqui), Paola Mejía, señaló que la quinua dulce que se produce principalmente en el departamento de La Paz tiene “un mercado muy interesante y sería una muy buena alternativa para satisfacer la demanda interna”.
La ejecutiva aseveró que la alta demanda del grano en el mercado internacional hizo que el año pasado no solo se exporte la quinua real, sino también la dulce.
El gerente de Comercialización de la Asociación de Productores de Quinua de Salinas, Jhon García, ratificó que la quinua dulce puede atender el consumo interno pues cuesta menos que la real.
La producción de quinua en La Paz en 2013 llegó a 6.154 toneladas métricas (TM), 30,28% menos que en 2012 (8.018 TM).
FAO impulsa 2 proyectos para elevar producción
La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Bolivia impulsa dos proyectos para mejorar la productividad de la quinua y para introducir sistemas agroalimentarios en dos municipios de Oruro y Potosí.
El representante de la FAO en Bolivia, Crispim Moreira, indicó que el primer proyecto, financiado por la Cooperación Coreana e implementado con el Gobierno, busca instalar dos centros modelo de investigación, uno en el municipio potosino de Chacala y otro en el municipio orureño de Salinas de Garci Mendoza a fin de elevar los rendimientos del grano.
Explicó que el segundo proyecto llamado Sistemas Agroalimentarios
quinua-camélidos, financiado por el Gobierno italiano y promovido con el Ejecutivo, pretende incentivar la producción integrada del cereal y los camélidos de modo equilibrado y sostenible en Salinas de Garci Mendoza y Colcha K (Potosí). La medida se logrará fomentando los saberes ancestrales y tecnologías para producir más quinua sin reducir las áreas de pastoreo de llamas.

miércoles, 24 de abril de 2013

CEPAL confirma crecimiento de 5% para Bolivia en la presente gestión


La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), dio a conocer sus estimaciones de crecimiento para América Latina y El Caribe, y reiteró que la expectativa para el crecimiento del Producto  Interno Bruto (PIB); para Bolivia es de 5%.
"Paraguay liderará la expansión en 2013 con un crecimiento esperado del producto interno bruto (PIB) de 10%, seguido por Panamá (8,0%), Perú (6,0%) y Haití (6,0%). Bolivia, Chile y Nicaragua crecerán 5,0%, mientras que Colombia lo hará en 4,5% y Uruguay en 3,8%", afirma el estudio dado a conocer en su versión electrónica este martes.
En diciembre pasado, el Gobierno, a tiempo de sancionar el Presupuesto General del Estado (PGE) 2013, proyectó un crecimiento económico del PIB de 5,5%, un poco más lejos que la previsión de la entidad de análisis económico.
En el caso de Bolivia, la economía boliviana experimentó un crecimiento económico del 5% en 2012, cifra ligeramente inferior a la de 2011, cuando el incremento fue del 5,2%, porcentaje que se iguala a lo proyectado para el próximo año.
La CEPAL concluye que los países de América Latina y el Caribe crecerán en promedio 3,5% en 2013, gracias al dinamismo que mantendrá la demanda interna y el mejor desempeño de Argentina y Brasil en comparación con 2012, según las nuevas proyecciones.
Según el documento, el resultado para 2013 obedece al mayor crecimiento esperado de Argentina (3,5%) y Brasil (3,0%) debido a la recuperación de la actividad agrícola y de la inversión, que anotaron caídas en estos dos países en 2012.
Destaca, a nivel regional, la expansión que estaría respaldada por la persistencia del crecimiento del consumo como consecuencia de los mejores indicadores laborales y del aumento del crédito bancario al sector privado y, en menor medida, de la inversión.
La CEPAL suma a esto la permanencia de elevados precios de las materias primas, las que si bien se espera que registren una baja con relación a 2012, se mantendrían todavía en niveles elevados.
Respecto a los países de América del Sur, a quienes califica como "más especializados en la producción y exportación de materias primas", éstas crecerían en promedio 3,5% en 2013, gracias a la mantención del crecimiento de las economías asiáticas. "Esto traería consecuencias positivas tanto en el nivel de ingreso como en el desempeño de las actividades exportadoras", señala el documento.