sábado, 24 de marzo de 2012

Avances del INIAF en el Programa Nacional de Innovación del Trigo







El Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF) inició procesos de investigación en trigo con la introducción de 812 líneas del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), con la finalidad de mejorar los rendimientos, adaptación a los diferentes pisos ecológicos de Bolivia, la tolerancia a plagas y enfermedades y factores abióticos adversos para lograr variedades comerciales exitosas.

El Programa Nacional del Trigo parte de la interacción de técnicos del INIAF y productores del cereal que precisan tener alcance a tecnologías que les permitan incrementar sus rendimientos y elevar su economía familiar a través de manejo agronómico, fertilización, épocas de siembra y uso de semilla certificada, en el marco de la seguridad y soberanía alimentaria.

1. ANTECEDENTES
El trigo es un rubro de primera necesidad cuyos derivados como el pan y los fideos se constituyen en los alimentos de mayor consumo por la población boliviana. En la última campaña, el trigo ocupó una superficie de 175,743 ha, con un volumen de producción de 218,473 t y un rendimiento a nivel nacional de 1,2 t*ha-1 (INE-MDRyT). En la actualidad el consumo de trigo alcanza a 713,113 t. Bolivia tiene una larga historia de dependencia de importación de trigo, estas cubren el mercado nacional en función de satisfacer su creciente demanda interna. En la actualidad esta situación de dependencia se mantiene, ya que la producción nacional sólo alcanza a cubrir el 31% de la demanda y por lo tanto el país está obligado a importar volúmenes significativos (grano y harina), principalmente de Argentina, con la consiguiente erosión de importantes divisas nacionales.

2. PROGRAMA NACIONAL DE TRIGO EN EL MARCO DEL PROYECTO DE INNOVACIÓN Y SERVICIOS AGRÍCOLAS (PISA) DEL INIAF
El PISA constituye el primer proyecto quinquenal del INIAF elaborado en un proceso participativo de consulta a la sociedad boliviana, recogiendo las demandas del sector productivo y experiencias, conocimientos y sugerencias de parte de los distintos actores relacionados con el mismo. El objetivo del proyecto es generar innovación agropecuaria y forestal para incrementar la productividad agrícola y contribuir al logro de la soberanía y seguridad alimentaria, fortaleciendo las capacidades del INIAF para coordinar y articular el Sistema Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal. El PISA tiene entre sus componentes centrales el “Fortalecimiento de los Programas de Investigación” y este incluye el Programa Nacional de Trigo.

3. PROGRAMA NACIONAL DE TRIGO INIAF
En la etapa de preparación del PISA, los actores involucrados con el rubro participaron activamente en la identificación de factores limitantes para la producción de trigo en el país, entre ellos la falta de variedades de alto rendimiento adaptadas a las distintas zonas de producción que exhiban tolerancia a plagas y enfermedades, tolerancia a factores abióticos adversos (sequía y helada). El sector de productores argumentó no contar con recomendaciones técnicas de manejo agronómico, principalmente fertilización y épocas de siembra, falta de semilla de calidad y necesidad de semilla certificada. Entre otros factores con incidencia negativa para el desarrollo del rubro se menciona la pobre zonificación de cultivos, las importaciones y subvenciones, la falta de mecanización, la necesidad de mejorar la comercialización y la obtención de precios justos.

Ante el desafío y los vacíos tecnológicos identificados, el INIAF viene estructurando el establecimiento de su Programa Nacional de trigo, mismo que le permita generar una base genética propia, diferenciada y con amplia adaptación a las condiciones de producción de trigo en el país. El Programa contará con un equipo técnico formado por personal de alta especialización. El Programa se apoyará en componentes transversales como ser el uso de herramientas moleculares que aceleren los ciclos de selección y en tecnologías de Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades.

El objetivo del Programa Nacional de Trigo es desarrollar tecnologías de producción en el cultivo de trigo que contribuyan a alcanzar las metas sectoriales establecidas por el Gobierno Nacional, orientadas a lograr la seguridad alimentaria y el bienestar de la población boliviana, de los pequeños y medianos productores en particular. Específicamente, desarrollar y liberar: cultivares de trigos adaptados y estables a las distintas zonas productoras de trigo, cultivares de trigo de calidad con cualidades superiores de molienda y panificación, cultivares con características agronómicas deseables para un escenario evidente de cambio climático que incluya precocidad, tolerancia a factores bióticos y abióticos adversos. Para el alcance de los objetivos expuestos, el INIAF tiene estructurada sus líneas de investigación en función a: i) Mejoramiento genético para incremento de rendimiento y calidad, ii) Mejoramiento de trigos biofortificados, iii) Implementación laboratorio de calidad panadera, iv) Mejoramiento para tolerancia a factores bióticos adversos, v) Mejoramiento para tolerancia a factores abióticos adversos, vi) Manejo agronómico del trigo, vii) Agua, suelo y mecanización y viii) Multiplicación de Semillas.

4. ESTRATEGIA DEL PROGRAMA NACIONAL DE TRIGO
El INIAF a través del Programa Nacional de Trigo, contempla una estrategia general de intervención, que en términos temporales, en el corto plazo (1-2 años), estudiará el comportamiento de cultivares existentes en las diferentes áreas trigueras de Bolivia y mejorara sus recomendaciones técnicas de manejo y zonificación. En este plazo también se evaluará la adaptación y estabilidad de cultivares desarrollados por los Institutos Nacionales de Investigación de los países de la región. En el mediano plazo (3-4 años), se contempla el establecimiento de un programa recurrente de identificación de líneas élite y variedades de alto rendimiento a partir de la selección de líneas estables del Programa de Mejoramiento de Trigo del CIMMYT. En el largo plazo (5 a mas años), se contempla el pleno establecimiento de programa de trigo en función a la formación de poblaciones segregantes, y como alternativa, complementado con segregantes del Programa de mejoramiento del CIMMYT identificados en etapas iniciales, y su avance generacional en función a las necesidades varietales de las distintas regiones trigueras del país.

Para la consolidación de los objetivos se tiene previsto: Solicitar ensayos internacionales al Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo – CIMMYT, principalmente de germoplasma elite de trigos de primavera, mejorado para condiciones semiáridas. Este germoplasma constituirá la base sobre la que se estructurara el Programa Nacional de Trigo del INIAF.

Asegurar un alto número de localidades de estudio para acortar significativamente los periodos de identificación del germoplasma superior, de manera que permita establecer una red de ensayos nacionales en base a líneas élite y variedades que faciliten la identificación rápida de cultivares promisorios de comportamiento estable.

Participación de los productores en la conducción de las parcelas de avance generacional y demostración, así como en los ensayos de variedades. La participación de los productores se hará inclusive durante las primeras etapas del programa adaptativo de mejora genética.

El Programa Nacional de Trigo del INIAF se sustentará en la ejecución de un gran número de ensayos que permite muestrear eficientemente las área de desarrollo del cultivo, lo que a su vez minimizará la interacción genotipo x ambiente, incrementando las posibilidades de seleccionar en un menor tiempo, material de alta estabilidad de rendimiento y con buenas características agronómicas. Incrementando así las posibilidades de lograr variedades comerciales exitosas de manera recurrente. Metodológicamente, para el éxito de programa se prevé completar dos ciclos de siembra en un año.

Para una intervención exitosa del Programa Nacional de Trigo, se prevé la implementación de un laboratorio de calidad panadera que acompañe el avance generacional y la selección del material en términos de la calidad del mismo.

5. ENFOQUE DE ALIANZA ESTRATÉGICA.
El INIAF, en su calidad de líder del Sistema Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (SNIAF), realizará esfuerzos para articular, integrar y coordinar con los diferentes actores del sistema (públicos y privados), para establecer alianzas estratégicas de carácter científico y tecnológico, para trabajar en forma coordinada, consensuada y responsable, para el desarrollo y búsqueda de soluciones a los problemas de carácter tecnológico que limitan el desarrollo del rubro trigo. La alianza deberá permitir optimizar la disponibilidad y uso eficaz y eficiente de los recursos de la institucionalidad técnico-científica del país en términos del conocimiento y experiencia acumulados; así como en lo referente a personal profesional y técnico, e infraestructura y equipamiento para la investigación, transferencia, difusión, extensión y producción de semilla, requeridos para la innovación tecnológica. Asimismo, estas alianzas deben promover la formación de capital humano especializado en la investigación a nivel nacional con el fin de construir una masa crítica de recursos humanos que garantice la sostenibilidad del sistema.

6. AVANCES PREVIOS A LA PUESTA EN ACTIVIDAD DEL PROGRAMA DE TRIGO DEL INIAF
6.1. INTRODUCCIÓN DE RECURSOS GENÉTICOS DEL CIMMYT
El Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), se constituye en uno de los once centros del Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional (CGIAR) que mantienen bancos internacionales de genes, que preservan y facilitan el acceso a una amplia variedad de recursos fitogenéticos, que constituyen la base de la seguridad alimentaria en todo el mundo. Con el propósito de partir de una base solida en el establecimiento del Programa Nacional de Trigo, el INIAF tiene gestiones adelantadas conducentes al establecimiento de una alianza estratégica con el mencionado centro. A la fecha se ha logrado la introducción de un primer lote de recursos genéticos consistente en variedades, líneas elite y líneas avanzadas con aptitudes para rendimiento, calidad, factores bióticos y abióticos adversos, haciendo un total de 812 líneas para la presente campaña. El material introducido fue establecido y viene siendo evaluado en Cochabamba y Chuquisaca.

6.2. ENSAYO NACIONAL DE LÍNEAS AVANZADAS Y VARIEDADES DE TRIGO HARINERO
El INIAF, con el propósito de realizar progresos hacia una exitosa implementación de su Programa Nacional de Trigo y con miras a aunar esfuerzos técnicos a partir de un interés común con la Fundación PROINPA, en la campaña agrícola 2010-2011, estableció el Ensayo Nacional de Líneas Avanzadas y Variedades de Trigo Harinero. El objetivo fue evaluar y seleccionar participativamente líneas y variedades comerciales con buena estabilidad, tolerantes a factores bióticos y abióticos adversos.

El material genético procedió de trabajos de evaluación y selección realizadas desde el proyecto PROTRIGO, o la Fundación PROINPA, en los últimos años en los departamentos de Cochabamba, Chuquisaca y Potosí a través trabajos de selección e hibridación orientados a la obtención de nuevos cultivares de trigo adaptados a las condiciones de las regiones trigueras.

La información generada en la mencionada campaña fue auspiciosa, aunque confirma la necesidad de desarrollar una tecnología de producción específica para las distintas zonas.

En función a las líneas y variedades de la campaña anterior, para el 2011-2012 se ha decido continuar con una etapa de validación que permita apuntar a una etapa de formulación de recomendaciones técnicas que viabilicen soluciones para el rubro trigo en el corto plazo. Entre las variedades que destacaron por sus aptitudes de productividad y estabilidad se puede citar a: Tepoca, Chulchuncaneño y Anzaldo, con un promedio de rendimiento de 1,5 t*ha-1.